Høme (L) Afiliadøs Creditsяeviews

13 mar. 2016

#DescubriendoIndies The last door: Collector's edition(L)


Imagen extraída de [link]

Últimamente estoy jugando a muchos juegos indie y me he propuesto hacer una sección hablando de los títulos indie más soterrados entre el mercado actual pero, a la vez y desde un punto de vista la mar de personal, más portentosos. Hoy vengo a hablaros de The Last Door, una aventura gráfica española que ha conseguido que caiga en sus redes y la compre a pesar de que se pueda encontrar gratis. 

¡Atención! Las siguientes imágenes son capturas realizadas por mí; de no ser así, debajo de ellas estará el enlace de la web de donde las he extraído.


Imagen extraída de [link]

The Game Kitchen es un estudio independiente de videojuegos sevillano creado en 2010 por un grupo de amigos. Su saga más conocida es precisamente esta, The Last Door, cuya primera temporada fue subvencionada en KickStarter gracias a quinientas personas. 



Haciendo un pequeño intervalo antes de aventurarme con la reseña, creo hay algo que es digno de ser comentado aquí: el diseño de la web del juego. La cabecera es realmente preciosa, al igual que el efecto de cambio de perspectiva que hacen las casas al deslizar la página hacia abajo.

thelastdoor.com




The Last Door es una aventura gráfica al más puro ochentero-noventero, inspirada en relatos de autores de terror como H. P. Lovecraft y Edgar Allan Poe. La primera temporada consta de cuatro episodios de una duración aproximada de una hora cada uno. Además, al terminar el juego se abre el acceso a cuatro extras de cinco minutos cada uno muy interesantes. Respecto a su precio, en Steam  la primera temporada cuesta 9'99€ (yo me lo compré por 1'99€ en rebajas) y 7'99, la segunda. Aún así, el primer episodio de cada temporada está disponible de manera gratuita para descargar o jugar online en este enlace, por si os interesa. 


#TheLastDoor FanArt by #AlikeStudio :D
Imagen extraída de [link]
El juego se sitúa en el Reino Unido victoriano y la historia comienza después del suicidio de Anthony Beechworth, cuando el protagonista, J. Devitt, viaja hasta Escocia para visitar la casa de su fallecido amigo. Mientras vaga por la casa, se va dando cuenta de que la muerte tiene que ver con unos acontecimientos de su juventud. La trama se enrevesa de una manera increíble conforme pasan los episodios y tienes la necesidad de saber más y más.

Al comienzo de cada episodio manejaremos a un personaje secundario pero clave de la historia, algo que me parece muy original. Se agradece que el juego no te obligue desde el primer minuto a jugar a la aventura, sino que te introduzca en la historia desde un punto de vista distinto y que te deje con cara de pasmado por lo extraño que resulta lo ocurrido; lo mejor es que tienes que pasarte todo el episodio para encontrarle sentido, y no puedes obviar ningún detalle.






El apartado visual es una maravilla que destaca en un mercado que se ve corrompido por la gente que solo juega a los títulos si tienen unos gráficos que hacen que el juego parezca la vida real. De hecho, el pixelart es lo que más destaca cuando ves por primera vez el juego; incluso puedes pensar que has vuelto a la edad de oro de los videojuegos. La única queja que tengo es que a veces tienes que coger un objeto que ni siquiera sabes lo qué es porque realmente son tres píxeles juntos. Aún así, como bien dijeron en una entrevista los desarrolladores, lo que querían era potenciar la historia hasta que no pudiesen más aunque eso supusiera disminuir un poco la calidad de los gráficos.

La música es otro factor que no se puede ignorar en este juego: la banda sonora es una absoluta preciosidad que consta de canciones orquestales dignas de ser tocadas en recitales. Está compuesta por Carlos Viola y está muy influenciada por grandes compositores como: Chopin, Beethoven, Bach, Vivaldi, Paganini; para crear atmósferas más oscuras para momentos precisos también se inspiró en David Lynch y Stanley Kubrick. Aquí dejo una lista de reproducción con todas las canciones:





Estos dos factores más la surrealista historia crean un ambiente tétrico cargado de misterio y suspense que no dejará indiferente a nadie, ya que consigue atrapar desde el primer minuto. Los gráficos dejan claro a quien lo dudaba que el terror no sólo se siente cuando nos ofrecen la posibilidad de verlo todo con máximo detalle. Para mí, esto es lo mejor del juego. Aunque es verdad que aunque se resuelven varios cabos sueltos, se quedan aún muchísimos en el aire, pero al menos sabemos que se responderán en la segunda temporada.

Imagen extraída de [link]






Quizás lo que más me gusta del juego, después del ambiente creado, son sus reflexiones filosóficas. Al comienzo de cada episodio, en una nota dejada por un personaje, en un diálogo... se podría decir que en todos lados hay textos o sucesos que te hacen considerar si tu forma de ver la vida y de vivirla es la correcta o si estás perdiendo el tiempo. 







No sé si es casualidad, pero en el capítulo dos, "Secretos", debemos hacernos con una herramienta del jardinero de la misma forma que en Broken Sword: La Leyenda de los templarios: distrayendo a su dueño.


Imagen extraída de [link]

Además, una de las cartas que puede aparecer cuando la mujer del tercer capítulo te pide que elijas cartas es la de un hombre con un traje rojo con capucha, la cual es muy parecida a la máscara del personaje Pyramid Head de Silent Hill.


Imagen extraída de [link]
En el primer capítulo, hay varias referencias a dos relatos de Poe: El cuervo y El gato negro. En general, la historia del juego me recuerda a La Llamada de Cthulhu de Lovecraft (pero sustituyendo el bichejo por el ojo) y a La caída de la Casa Usher de Poe.





En definitiva, The Last Door es uno de los mejores juegos de terror psicológico que he tenido el placer de probar; te deja con un vacío interior acabarlo y con ganas de más. Si fuese vosotros, ya estaría añadiéndolo a la lista de juegos deseados de Steam porque es algo que simplemente hay que tomarse el placer de disfrutar. 

1/2






Iconos de pingüinos de Starbound extraídos de [link].
Icono del título extraído de [link].

11 dic. 2015

Clichés en RPGs indie de terror (L)

Adventure Background: Graveyard by Buloght

Soy consciente de que han pasado más de cuatro meses desde que no escribo nada, y que al final me va a tocar volver a presentarme porque os vais a olvidar de mí. No sé cómo estoy abandonando tantísimo el blog, de verdad; con lo que me entretiene escribir aquí... En fin, no sé si en algún momento lo dije ya, pero me encantan los juegos RPG indie de terror. He visto tantísimos gameplays y he jugado a tantos que creo que controlo algo sobre el tema y que puedo traeros los tópicos más repetidos juego tras juego de este género.


Nota: Las siguientes imágenes han sido capturadas por mí de los juegos a los que hago referencia debajo (a no ser que indique lo contrario). Podéis descargar todos estos juegos en el maravilloso blog Indie Horror RPG Games.


Armas de decoración. Encontrar un cuchillo y/u otra posible arma y que el personaje no coja el objeto aún sabiendo que necesita defenderse. Gracias, creadores de RPGs por las falsas ilusiones.

Paranormal Syndrome



Jugadores previsores. Guardar la partida tras un evento importante por si te sale el "bicho" del juego en cuestión. Esto puede ser un completo desmadre cuando el juego te permite guardar desde el menú. Sí, sé que esto no es exactamente un cliché, pero es algo que todo jugador hace en estos juegos.

Akane


Muebles que inspiran desconfianza. Revisar cada armario del lugar pensando que hay alguien dentro (cuánto daño ha hecho Ao Oni...). Que sí, que es poco probable que el ser que nos persigue esté dentro de un mueble, pero más vale prevenir que curar. Además, igual podemos encontrar el escondite perfecto en ellos.

Mermaid Swamp


Shippings. Encontrarte a dos personajes que piden a gritos ser shippeados y no poder negarte a hacerlo porque, tras acabar el juego, sientes que te ha petado el kokoro por tanto vínculo con ellos.

Suga y Shiori de Forest of Drizzling Rain [Link]


Pianos, PIANOS EVERYWHERE. En todos los RPGs de este tipo hay siempre salas con pianos aún sabiendo que los juegos de miedo y los pianos no son compatibles. En cuanto te giras empiezan a tocarse solos; que oye, igual te pueden estar tocando la banda sonora de Frozen, pero tú estás sufriendo igual.

Seven Mysteries
El prisionero sin cabeza


Espejos, ESPEJOS TAMBIÉN EVERYWHERE. Los hay que se rompen al mirarlos (no descarto la idea de que igual ocurra porque somos unos orcos) y otros tienen reflejos espectrales. Ah, y los mejores: los de los manchurrones de sangre que parece que les hayan estrellado un plato de macarrones.

"Me voy a hacer un selfie". The Witch's House


Cuadros con vida propia. Topicazo que aunque nos los esperemos, asusta. Tengo la coherente teoría de que todas las chonis que no alcanzan los 100 "me gusta" en Instagram se reencarnan en estos objetos en los RPGs. Ya sabéis, si os persigue una chica salida de un cuadro en Ib, gritadle "ME GUSTA" y os dejará en paz.

Ib. Gif extraído de WiffleGif



Protagonistas okupas. Pensadlo, la gran mayoría de los personajes que controlamos en estos juegos se hospedan o están de paso en una casa ajena cuando les ocurre todo lo chungo. Y no hablemos de los ancianos que les ofrecen amablemente su hogar, ¿por qué será que siempre se les olvida comentar que quizás sean unos satánicos que quieren sus huesos para dárselos a sus gatos (porque siempre hay un gato) como juguetes? Despertarse al día siguiente con todas las extremidades es motivo para organizar una fiesta.

Un piano, un gato, una mansión y una anciana. Grande ese Lullaby.